El fraude de la falsa carne de vacuno

2793
-
Precios : 0
Compartelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Vídeo corporativo de la compañía

 

En la operación ‘Catering’  los agentes han descubierto en Burgos la empresa cárnica responsable del engaño, Eurofrits S.A., que comercializaba productos de baja calidad en lugar de la carne de vacuno que decían contener.

En lugar de vacuno contenían porcino, grasas, soja o complementos panarios

En el punto de mira

FACUA pide al Ministerio de Sanidad y al Gobierno de CyL la lista de alimentos del fraude de Eurofrits. La firma no ha accedido a la petición de la asociación de facilitar el listado de productos en los que sustituyó el vacuno por cerdo, caballo y otras sustancias.

FACUA-Consumidores en Acción ha reclamado al Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Castilla y León que hagan público el listado de productos fabricados por Eurofrits en los que cometió el grave fraude que ha dado a conocer la Guardia Civil. Su investigación, que ha provocado la imputación de 14 personas por estafa y delito contra los consumidores, ha destapado que durante más de quince años la empresa ha puesto en el mercado alimentos elaborados con un porcentaje de vacuno muy inferior al anunciado en sus etiquetas, sustituido por otros ingredientes mucho más baratos.

La empresa ha asegurado que “en ningún caso ha existido riesgo para la salud pública” ante posibles alergias e intolerancias alimentarias ya que “todos” los ingredientes que sustituían a la carne de ternera se declararon en el etiquetado “en todo momento”. Eurofrits ha argumentado a FACUA que la presencia de “carne de cerdo” se explicitaba en las etiquetas porque estas aludían a la existencia de “tocino”. En cuanto a los alérgenos, la firma afirma que se aclaraba que los alimentos contenían “soja, harina de trigo, tocino, sal, proteínas, especies” y “estabilizantes”.

En su respuesta a la petición de información planteada por FACUA, la compañía no hace ninguna alusión a la carne de caballo detectada en los análisis, que ha dado a conocer el Gobierno de Castilla y León. La empresa tampoco ha accedido a la solicitud de la asociación de facilitarle la lista de productos objeto de irregularidades para poder revisar su etiquetado.

Lo que Eurofrits califica de mero “defecto en el etiquetado” de “algunos” de sus productos está, según su versión, “totamente subsanado desde diciembre de 2015”. Según Eurofrits, los análisis en los que se han detectado irregularidades se refieren sólo a “productos anteriores a diciembre 2015”. Por su parte, el capitán de la Guardia Civil José Manuel Vivas ha advertido hoy en La Mañana de TVE de que “las muestras se han tomado antes y después de esa fecha”.

La empresa ha desmentido a FACUA la versión de la Guardia Civil de que existen productos elaborados por Eurofrits para distintas cadenas de supermercados e hipermercados. “No fabricamos productos cárnicos para otras empresas como marca blanca”, ha asegurado a la asociación. Sin embargo, FACUA ha detectado la existencia en el mercado de nuggets y fingers de pollo elaborados por Eurofrits para El Corte Inglés y también croquetas de pollo y de jamón de la marca de Carrefour procedentes de dicha empresa.

Reclama transparencia a las administraciones

FACUA ha remitido sendos escritos a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y a la Consejería de Sanidad de Castilla y León en los que les reclama la máxima transparencia sobre los productos afectados por el fraude.

Sigan o no los alimentos en el mercado, FACUA advierte de que los consumidores tienen derecho a conocer si han sido víctimas de un fraude para valorar si emprenden medidas legales al respecto.

Sus marcas propias son Eurofrits y Chefburger

14 personas han sido puestas a disposición judicial por los presuntos delitos cometidos por la empresa, que comercializa hamburguesas, albondigas, fritos empanados y otros alimentos supuestamente preparados a base de vacuno bajo las marcas propias Eurofrits y Chefburger by Eurofrits, pero también fabrica productos de marca blanca para distintas cadenas de distribución.

La investigación comenzó en diciembre de 2015, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de que Eurofrits estaba cometiendo un posible fraude consistente en la venta de elaborados cárnicos con una composición diferente a la reflejada en el etiquetado. En su planta de transformación, ubicada en Burgos, se elaboraban hamburguesas y otros productos en los que, a pesar de indicar en su etiqueta una determinada proporción de vacuno, los análisis reflejaron que, en un porcentaje elevado, realmente contenían porcino, caballo e incluso otros componentes alimenticios como complementos panarios, grasas o soja.

Durante más de 15 años

El fraude se ha venido cometiendo durante más de quince años. Tras la denuncia de un exempleado de Eurofrits, los agentes constataron que al menos desde 2002 los diferentes elaborados en su planta de Burgos, comercializados generalmente como ultracongelados, podían llegar a contener sólo entre un 20 y un 25% de carne vacuna. La naturaleza de dichos elaborados impedía descubrir el engaño, algo que sólo era posible mediante un análisis en un laboratorio especializado, para lo que se recurrió a los de la Administración Central del Estado.

La causa está en manos del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Burgos. A lo largo de la investigación, además de las inspecciones y actividades operativas, se mantuvieron contactos con las autoridades autonómicas y se analizaron más de 3.000 documentos obtenidos en la primera fase. En la operación han participado agentes pertenecientes a la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

En el comunicado emitido el pasado lunes 15 de mayo por la Guardia Civil se pone de manifiesto que el alcance de la comercialización parece situarse en cotas muy elevadas, ya que la empresa fabricaba productos de marca blanca que distribuían en el mercado nacional. Para hacer las comprobaciones los agentes recorrieron multitud de establecimientos tomando muestras aleatorias de forma encubierta y llevaron a cabo inspecciones en algunos puntos.