Refranero gastronómico

A cada cerdo le llega su San Martín

A cada pez le llega su vez.

A cena de vino, desayuno de agua.

A cuarto vale la vaca, y si no hay cuarto no hay vaca.

A comer, beber, bailar y gozar, que el mundo se va a acabar

A buen hambre no hay pan duro

A quien amasa, una le pilla y ciento le pasa

A falta de pan, buenas son tortas

Agua que no has de beber, déjala correr

Agua corriente sana a la gente.

A la mesa de San Francisco, donde comen cuatro, comen cinco.




Al pan, pan, y al vino, vino

Aceitunas amargas con el vino se pasan.

Amargas son las raíces del estudio, pero dulces son sus frutos.

Amigo que no da, y cuchillo que no corta, que se pierdan poco importa.

A nadie le amarga un dulce.

A todo se acostumbra uno en esta vida, menos a no comer.

Barriga llena, corazón contento.

Bebe el agua a chorros y el vino a sorbos.

Bebe para olvidar, pero no te olvides de pagar.




Beber con medida alarga la vida.

Caminante come pan, bebe vino y sigue tu camino.

Carnero castellano, vaca gallega y arroz valenciano.

Comida hecha, compañía desecha

Comida que mucho hierve, sabor pierde.

Come poco y cena temprano si quieres llegar a anciano.

Come para vivir y no vivas para comer.

Contigo pan y cebolla.

Con el marisco, nada de vino arisco.

Cuando el abad lame su cuchillo, malo para el monaguillo

Cuando no hay lomo, tocino como

Cuando seas padre, comerás huevos.

Cuando te cases verás los cascos de cebolla volar.

Dame pan y dime tonto.

De la buena uva, sale la buena pasa.

Dejar de comer por haber comido, no hay nada perdido.

Del cerdo, hasta los andares me gustan.

Desayunar como rey, almorzar como príncipe, y cenar como mendigo.

De tu casa a la ajena, con la barriga llena.

Días de mucho, vísperas de nada

Discurso breve y comida larga.

El amor que se alimenta de regalos siempre esta hambriento.

El árbol que no da frutos da leña.

El buen alimento cría entendimiento.

El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.

El chorizo no es dañino si se cuece en vino fino.

El pescado y el huésped, a los tres días huele.

El pez grande se come al chico.

El pez por la boca muere.

El que es buen gallo, en cualquier gallinero canta.




En casa de cocinero, cuchara de palo.

En el laberinto da igual blanco que tinto.

En el vino esta la verdad.

En todas partes cuecen habas

Encima de la leche nada me eche

El golpe de la sartén, aunque no duele , tizna

El comer y el rascar todo es empezar.

El mendigo que pide pan, toma carne si le dan.

El que ha sido cocinero antes que fraile sabe bien lo que pasa en la cocina

El que quiera peces, que se moje el culo.

Es más listo que el hambre.

Estas son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas.

Fuiste a escoger en una cesta de peras y al final diste con el culo en la gotera.

Gallina vieja hace buen caldo.

Haceos miel y os comerán las moscas.

Hay más días que ollas..

Hasta que a la meta no llegues, no te pongas los laureles.

Ido el conejo me das consejo.

Juntarse el hambre con las ganas de comer

La mancha de la mora con otra verde se quita.

La cabra siempre tira al monte.

Las cosas claras y el chocolate espeso.

La fruta madura sola se cae.

La menta el amor aumenta.

Más largo que un día sin pan.

Mientras hay higos en la huerta, hay amigos en la puerta.

No hay mejor condimento que el hambre.

Pan con pan comida de tontos.

Para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado.

Que se te va a pasar el arroz.

Quien se pica, ajos come.

Se me hace la boca agua.

Soplar y sorber no puede ser

Trae contigo, y comerás conmigo.

Todo lo que corre, nada o vuela, a la cazuela.

Una fiesta sin comida no es fiesta cumplida.

Uvas pan y queso saben a beso.

  • 19
    Shares