Hoy se cumplen 25 años desde la declaración del Real Alcázar de Sevilla como Patrimonio de la Humanidad